Higiene sostenible


Lavarse las manos con regularidad es la medida más sencilla para protegernos a nosotros mismos y a los demás.
Además, las superficies higiénicas, como nuestro valioso acero vitrificado KALDEWEI, ofrecen una seguridad a mayores, ya que no hacen concesiones para con la suciedad y resultan especialmente fáciles de limpiar.

Acerca de los lavabos de acero
vitrificado y de la higiene de manos óptima

Lavarse las manos con regularidad se considera, desde hace mucho tiempo, la medida más sencilla para protegernos a nosotros mismos y a los demás. Así, todos podemos contribuir a limitar la difusión de virus y bacterias manteniendo una buena higiene de manos. Las superficies higiénicas de los lavabos de acero vitrificado aportan seguridad adicional. Porque: el acero vitrificado KALDEWEI se limpia rápidamente y con facilidad, gracias a la superficie vitrificada sin poros.

 

Ir a nuestros lavabos

 

Pero con eso no basta: todos los modelos de lavabos de KALDEWEI incluyen de serie el efecto perla para un mantenimiento sencillo. La suciedad y los gérmenes desaparecen con el agua al lavarse las manos, sin necesidad de molestarse en frotar. Hay estudios independientes que acreditan las ventajas de este material. Según un estudio de TÜV Rheinland, nuestras soluciones para el baño en acero vitrificado se limpian con especial rapidez y facilidad, además de no quedar residuos. Así, los productos de KALDEWEI no solo son la opción predilecta en cuartos de baño particulares, sino también en hoteles y en clínicas, lugares en los que se atribuye una especial relevancia a la higiene.
 

Mas información acerca del acero vitrificado KALDEWEI

 


«Los gérmenes y la suciedad no tienen nada que hacer»


La especialista en sanitarios Sandra Hunke combina dos oficios radicalmente distintos: es mecánica de instalaciones y, al mismo tiempo, una modelo muy demandada. Asesora a sus clientes con respecto a la higiene.

«La higiene es un asunto muy importante para nuestros clientes. Asesoro habitualmente sobre superficies e instalo una cantidad increíble de lavabos», explica la instaladora. Como mecánica de instalaciones, apuesta desde sus comienzos en la profesión, hace ocho años, por el acero vitrificado para los cuartos de baño de sus clientes.

«En mi opinión, el acero vitrificado es el material mejor preparado para el futuro en los cuartos de baño. Es sostenible y duradero y, gracias a su superficie totalmente libre de poros, me permite afirmar sin cargo de conciencia que los gérmenes y la suciedad no tienen nada que hacer».

Consejos para lavarse las mano

Paso 1

Poner las manos bajo el grifo.
 

Paso 2

Enjabonar bien las manos, tanto las palmas como el dorso, las puntas de los dedos, los huecos entre los dedos y los pulgares, así como las uñas.

Paso 3

Frotar el jabón por todas partes: para lavarse las manos bien hacen falta entre 20 y 30 segundos. Para ir sobre seguro, cantar dos veces el «Cumpleaños feliz».

Paso 4

Enjuagarse las manos bajo el grifo y, a continuación, secarlas bien.
 

Paso 5

También hay que hidratarse las manos.

Más inspiración para el cuarto de baño