100 años de Kaldewei

En 2018, la empresa Franz Kaldewei GmbH & Co. KG dirige una mirada retrospectiva a los 100 años de historia de la empresa. Decisiones audaces, una mirada siempre hacia delante y el arte de reinventarse una y otra vez: así es como una pequeña fábrica de artículos de chapa se ha convertido en uno de los fabricantes de soluciones vitrificadas para el baño más destacados a nivel mundial. Así, Kaldewei ha emprendido siempre caminos propios, ha confiado en sus capacidades, y así ha dado impulsos enérgicos al sector con ideas nuevas. Con su triada constituida por plato de ducha, lavabo y bañera, Kaldewei se ha introducido en millones de cuartos de baño de todo el mundo y continua en pleno crecimiento. Ya en la cuarta generación, la empresa familiar continúa con su historia de éxitos dirigida por Franz Kaldewei.

Audacia, visión de futuro y espíritu pionero

Con la experiencia de 100 años, Kaldewei apuesta consecuentemente hoy día y de cara al futuro por el material que se ha convertido en la esencia de la marca de la empresa: acero vitrificado Kaldewei. Audacia, visión empresarial y espíritu pionero han conducido a innovaciones pioneras que han sido decisivas para el desarrollo lleno de éxitos. A ello hay que añadir decisiones e inversiones estratégicas que han hecho de Kaldewei en el transcurso de los años uno de los líderes mundiales en la fabricación de bañeras, duchas y lavabos de acero vitrificado. Mientras tanto Kaldewei se ha mantenido siempre fiel a sus ideales y valores, y ha conservado siempre su independencia.

Decisiones estratégicas

Ya a principios de los años 30 del siglo pasado se orientó Kaldewei al mercado sanitario, y ha influido decisivamente en él hasta hoy. Gracias a inversiones audaces en una fábrica y una fundición de vitrificado propias, Kaldewei estuvo ya muy pronto en condiciones de fabricar por sí misma sus productos a lo largo de toda la cadena de valor añadido. En 1934 nació la primera bañera Kaldewei, que todavía se componía de varias piezas soldadas entre sí. Los ingenieros de Kaldewei siguieron trabajando intensamente en máquinas y procedimientos de producción nuevos y así empezó a funcionar, en 1957, en Ahlen la primera cadena hidráulica de prensado de bañeras a nivel mundial. Con ella se podían producir bañeras sin marcas de unión a partir de una sola placa de acero. De este modo aumentó espectacularmente la producción, y la empresa pudo afrontar la gran demanda que surgió en Alemania en los años 50 y 60 del siglo pasado.

También en las décadas siguientes consiguió Kaldewei revolucionar el sector con nuevas técnicas de producción. En 1972, la empresa fue la primera industria alemana del sector de los sanitarios que, en la fabricación en serie, empleó robots para la aplicación del vitrificado controlada por ordenador con resultados uniformes. Más tarde, los ingenieros especializados de Kaldewei desarrollaron las cadenas de prensado más rápidas y flexibles para bañeras y platos de ducha.

Compromiso claro con el acero vitrificado Kaldewei

El trabajo tecnológico pionero fue requisito indispensable para que Kaldewei pudiera imponerse en el mercado de los sanitarios, creciente pero duramente disputado, y consolidar su posición. Ya fueran productos tradicionales, como bañeras de fundición, materiales nuevos, como el acrílico en los años 70, o materiales de baja calidad procedentes del extranjero: la empresa siempre ha afrontado nuevos retos que se habían de superar. Kaldewei invirtió en la mejora de la calidad, en la ampliación de prestaciones de servicio técnico y garantía, así como en el aumento de la diversidad de modelos, gracias a la colaboración con estudios de diseño prestigiosos. La empresa siempre ha confiado en el acero vitrificado Kaldewei, y siempre se ha demostrado que fue una decisión acertada.

Hacia el futuro con la cuarta generación

El interés creciente de los clientes por el diseño, una conciencia ecológica cada vez mayor, el aumento de la globalización, así como el deseo de soluciones digitales, exigen no solo nuevas estrategias en la gestión del mercado, sino también una orientación moderna de la dirección de la empresa. Con Franz Kaldewei llega a la dirección de la empresa familiar la cuarta generación. "Siento un gran respeto por los logros de mis antecesores. Aprender del pasado para reconfigurar el futuro: este es mi lema para seguir dirigiendo la empresa familiar. Aplico nuevos impulsos modernos y me concentro en el aumento progresivo de la internacionalización y la digitalización, entre otros objetivos. Otro aspecto fundamental es la ampliación de nuestro tercer pilar de apoyo, los lavabos Kaldewei de acero vitrificado", afirma Franz Kaldewei mirando hacia el futuro.

 

Fuente: Franz Kaldewei GmbH & Co. KG. Se ruega envío de ejemplar.

Texto
docx  |  3 MB
Todas las imágenes
zip  |  30 MB
< DIN A4
7 MB

En 2018, la Franz Kaldewei GmbH & Co. KG dirige una mirada retrospectiva a los 100 años de historia de la empresa. Decisiones audaces, mirar siempre hacia delante y el arte de reinventarse una y otra vez: así es como una pequeña fábrica de artículos de chapa se ha convertido en uno de los fabricantes de soluciones vitrificadas para el baño más destacados a nivel mundial.

Source: © Kaldewei/Christian Blanke Fotografie  |  1_1_Kaldewei_100_Years.jpg

DIN A4
570 KB

Con la experiencia de 100 años, Kaldewei apuesta consecuentemente hoy día y de cara al futuro por el material que se ha convertido en la esencia de la marca de la empresa: acero vitrificado Kaldewei. Con sus soluciones para el baño, Kaldewei se ha introducido en millones de cuartos de baño de todo el mundo.

Source: © Kaldewei  |  1_2_Kaldewei_Steel_Enamel_Miena.jpg

> DIN A4
5 MB

Con Franz Kaldewei llega ahora a la dirección de la empresa familiar la cuarta generación. "Siento un gran respeto por los logros de mis antecesores. Aprender del pasado para reconfigurar el futuro: este es mi lema para seguir dirigiendo la empresa familiar. Aplico nuevos impulsos modernos y me concentro en el aumento progresivo de la internacionalización y la digitalización, entre otros objetivos", afirma Franz Kaldewei mirando con optimismo hacia el futuro.

Source: © KALDEWEI/Evelyn Dragan  |  1_3_Franz_Kaldewei.jpg

< DIN A4
1 MB

Ya a principios de los años 30 del siglo pasado se orientó Kaldewei al mercado sanitario, y ha influido decisivamente en él hasta hoy. En 1934 nació la primera bañera Kaldewei, que todavía se componía de varias piezas soldadas entre sí.

Source: © KALDEWEI  |  1_4_Kaldewei_Bathtub_1934.jpg

> DIN A4
4 MB

En 1957, Kaldewei pone en servicio la primera cadena hidráulica de prensado de bañeras. Con ella se podían producir bañeras sin marcas de unión a partir de una sola placa de acero. De este modo aumentó espectacularmente la producción, y la empresa pudo afrontar la gran demanda que surgió en Alemania en los años 50 y 60 del siglo pasado.

Source: © KALDEWEI  |  1_5_Kaldewei_Bathtub_Press_Line_1957.jpg

< DIN A4
6 MB

En las décadas siguientes, la empresa consiguió revolucionar el sector con nuevas técnicas de producción. Los ingenieros especializados de Kaldewei desarrollaron las cadenas de prensado más rápidas y flexibles para bañeras y platos de ducha. Kaldewei marca un hito en 1992 con la puesta en servicio de la cadena de prensado de bañeras más productiva a nivel mundial.

Source: © KALDEWEI  |  1_6_Kaldewei_Bathtub_Press_Line.jpg

> DIN A4
6 MB

Kaldewei demuestra reiteradamente un espíritu pionero también en la técnica del vitrificado. En 1972, Kaldewei fue la primera industria alemana del sector de los sanitarios que, en la fabricación en serie, empleó robots para la aplicación del vitrificado controlada por ordenador con resultados uniformes.

Source: © KALDEWEI/Evelyn Dragan  |  1_7_Kaldewei__Enamelling.jpg