El baño – el espacio “así es como soy”

Kaldewei presenta el último estudio realizado por el Instituto rheingold: „Cambio de paradigmas en el baño como respuesta a los cambios sociales“

Ahlen, octubre de 2010 – en nuestro vertiginoso mundo aumentan continuamente las exigencias que se plantean al individuo. Sólo permanece productivo quien puede compensar la creciente determinación ajena y las prisas en la vida cotidiana mediante fases de regeneración. En consecuencia, las posibilidades de diseño individual para el cuarto de baño son cada vez más importantes como espacio de intimidad y relajación. Por encargo del primer equipador de baños Kaldewei, el Instituto de Colonia rheingold para análisis de mercado y de medios de gran calidad, investigó el cambio del significado de los antiguos cuartos de servicio. Para el estudio “Cambio de paradigmas en el baño como respuesta a los cambios sociales", unas personas de prueba seleccionadas representativamente describieron su percepción modificada del baño así como sus impresiones en dos escenarios ficticios de alta tecnología desarrollados por la investigación de tendencias de Kaldewei. 

Re-privatización e individualización

Las exigencias modificadas que se plantean a la funcionalidad y diseño del cuarto de baño, demuestran cuatro estudios iniciados ya por Kaldewei sobre la psicología del baño con diferentes puntos centrales de análisis. Un claro cambio ha experimentado aquí la definición demostrada del antiguo concepto "Premium": Pues también hoy se da importancia al diseño y ala calidad, si bien sin la usual demostración de status hacia el exterior. El baño es considerado como el espacio individual “así es como soy” más allá de la vida cotidiana. Por ejemplo, se destierran cada vez con mayor frecuencia del baño del bienestar aspectos funcionales, como la lavadora y, si es posible, también del inodoro. La tendencia se aleja del „one size fits all“ y del modo de pensar estándar hacia una fuerte individualización del equipamiento y del material. Como lugar de retiro privado, el baño se entretanto más importante incluso que el dormitorio.

Perspectivas de futuro: la persona en el punto central de la naturaleza y de la técnica

Dos enfoques aparentemente contradictorios caracterizan las exigencias que se plantean al baño del futuro: Por un lado, el deseo de un elevado nivel de tecnología y, por otro, también la vivencia de conservar los orígenes. Con ello no se está pensando en la vuelta a la tradicional tina sino el empleo de materiales naturales, como la madera o la piedra natural y formas de aspecto orgánico. Adicionalmente, unas ventanas y unas superficies grandes para sentarse y tumbarse pretenden proporcionar la sensación de amplitud – dándose preferencia a un baño espacioso, de diseño abierto con la vista puesta en la naturaleza. La bañera, como reflejo de la propia personalidad, no es desterrada ya a una esquina de la habitación sino que constituye el elemento central del cuarto de baño, recordando un estanque natural. Esta nueva generosidad se completa mediante espaciosas duchas a nivel del suelo. Un baño diseñado de tal modo, es utilizado también gustosamente con la pareja, contribuyendo positivamente a mantener la relación. 

“El deseo expresado por los consultados de una configuración más orgánica y de unos materiales de alta calidad y naturales, se aplica actualmente de modo consecuente en nuestros productos” , indica Marcus Möllers, departamento de comunicación de Kaldewei. “De este modo, creamos una combinación de individualidad y lujo para un espacio más allá de la vida cotidiana; un lugar de escape en el que uno puede enfrentarse y solucionar sus propias inquietudes”. Así, entre las oferta del equipador de baños Premium, galardonada varias veces, junto a bañeras y bañeras de hidromasaje de acero esmaltado natural, se encuentran también modelos de bañeras al nivel del suelo, completadas con unos conceptos exclusivos y relajantes de iluminación.

El baño del futuro: Sumergirse: una vivencia de gran efecto

En el enfoque clásico del estudio, se implementó la idea de dos escenarios de baños futuristas conscientemente exagerados. Las reacciones de los consultados al respecto coinciden con los descubrimientos que se obtuvieron en el curso del estudio: Se desean elementos que aumenten el confort, como superficies de proyección estimulante de vídeo o novedosos conceptos de baño. También encontraron aprobación los sistemas complejos de ducha, que convierten la limpieza en una vivencia así como la opción de poder ajustar individualmente la temperatura óptima del agua. Sin embargo, lo que es importante es que la tecnología aumente el confort de un modo que no se note. Los consultados se distanciaron de un escenario subrayadamente tecnológico de futuro, que convierte aparentemente a la persona en un juguete de una tecnología inteligente, “tutelando”, detectando y analizando automáticamente, por ejemplo, en todo momento su correspondiente situación. Mientras que acepta perfectamente un matiz con música meditativa, se rechaza la comunicación externa, como comunicarse por chat o telefonear.

Aumento masivo de la importancia

Las exigencias que se plantean al baño del futuro se caracterizan en lo esencial por el deseo de una lograda simbiosis entre tecnología y naturalidad. El ajetreo de la vida exige una compensación: El lugar “así es como soy” más allá de la vida cotidiana, en el que se pueda volver a manifestar el yo. Este papel corresponde cada vez más al espacio en el que la individualidad y la intimidad constituyen el punto central: el baño. De este modo, así indican los resultados del estudio, el espacio yo se encuentra cada vez más en el centro de los deseos y necesidades individuales.  

doc es PM Paradigmenwechsel
doc  |  276 KB
Milieubild - So-bin-ich-eigentlich-Raum
zip  |  6 MB
DIN A4
5 MB

Las exigencias que se plantean al baño del futuro se caracterizan esencialmente por el deseo de una lograda simbiosis entre tecnología y naturalidad, sobre todo por el empleo de materiales naturales como la madera o la piedra natural y formas de efectos orgánicos, que aportan mágicamente al ambiente una componente sensorial. El cuarto de baño debe abrirse de modo ideal hacia la naturaleza. En consecuencia, los resultados del estudio plantean nuevos desafíos a toda la arquitectura del baño: Junto a la naturalidad, unas ventanas y unas superficies para sentarse y para tumbarse grandes deben proporcionar confort y la sensación de espacio. La mayoría de las personas sometidas a prueba quedó fascinada por un baño espacioso, de diseño abierto, con la vista puesta en la naturaleza.

Source: © Kaldewei  |  press_BD_So_bin_ich_eigentlich_Raum.jpg