El nacimiento de una bañera

Acero vitrificado: la unión especial de los materiales vidrio y acero en Kaldewei no solo tiene una larga tradición, sino que se ha convertido en una auténtica pasión a la que se ha consagrado la empresa, ya en su cuarta generación. A lo largo de los 100 años de historia de la empresa, el fabricante de baños ha revolucionado una y otra vez este material y el proceso de fabricación. Con resultado impresionante: el acero vitrificado es actualmente un material de alta tecnología apreciado en todo el mundo. Kaldewei muestra de forma muy ilustrativa cómo a partir de acero estable y vitrificado valioso se producen objetos de la cultura del baño moderna únicos en su género.

De la materia prima al vitrificado

Bórax californiano, feldespato escandinavo, cuarzo, sosa. Estas y otras materias primas naturales son desde hace milenios los componentes del vitrificado. Kaldewei ha perfeccionado continuamente la fórmula, y es actualmente el único fabricante de baños que fabrica por sí mismo su vitrificado en una fundición; según una formula rigurosamente secreta.

En hornos rotativos con temperaturas próximas a los 1300 ºC se obtiene, a partir de una mezcla de materias primas, una masa fundida incandescente y caliente que se solidifica en agua fría. Al hacerlo se rompe en un granulado fino: la frita de vitrificado, que junto con agua y colorantes añadidos se procesa en el molino para obtener un barro fino apto para la pulverización.

La pieza en bruto de la bañera de acero al titanio

Para la pieza en bruto de la bañera, Kaldewei utiliza exclusivamente acero de calidad sobresaliente: ha de ser apto para la embutición y, por lo tanto, conformable, pero se ha de poder vitrificar adecuadamente. En el primer paso, se embute la pletina de acero al titanio microaleado en una prensa para bañeras con una presión de hasta 1200 toneladas para darle su forma definitiva. En el procesamiento que tiene lugar a continuación, en parte totalmente automático, se punzonan los orificios de desagüe y rebosadero, y se sueldan las lengüetas para el transporte y la conexión a tierra, así como levas para la posterior fijación de las patas. Las perforaciones para asas de sujeción, griferías o toberas de hidromasaje, entre otros fines, se pueden realizar por láser de forma totalmente individual.

Acero vitrificado: un enlace para la eternidad

Ahora se trata de unir entre sí de forma definitiva el acero y el vitrificado. Para ello se aplica el vitrificado de fondo a la pieza en bruto de la bañera con ayuda de robots de pulverización y se integra a unos 850 °C. Entonces se establece entre el acero y el vitrificado una unión molecular que ya no se puede deshacer mecánicamente y protege por completo el cuerpo de la bañera. El vitrificado de cobertura subsiguiente dota al producto de sus propiedades ópticas y táctiles, así como la resistencia característica de Kaldewei. De este modo resulta perfecta la unión de los dos materiales, acero y vitrificado, y la bañera, el plato de ducha o el lavabo de Kaldewei.

Promesa de calidad de Kaldewei

Antes de que una bañera abandone la planta de Kaldewei se somete a un control de calidad minucioso. Solo si lo supera con éxito se pone a la venta. Esto se aplica sin excepción a la totalidad de bañeras, platos de ducha y lavabos. Esta exigencia de calidad tan elevada la subraya Kaldewei con sus 30 años de garantía para los materiales. Y al final de su vida útil, las soluciones para el baño de Kaldewei son completamente reciclables gracias al empleo de materias primas naturales. Y tal vez incluso están listas para el nacimiento de una nueva bañera de Kaldewei.

 

Fuente: Franz Kaldewei GmbH & Co. KG. Se ruega envío de ejemplar.

Texto
docx  |  2 MB
Todas las imágenes
zip  |  34 MB
< DIN A4
4 MB

Las materias primas para la fabricación del vitrificado proceden de seis continentes.

Source: © KALDEWEI/Evelyn Dragan  |  5_1_Kaldewei_Raw_Materials.jpg

< DIN A4
7 MB

Colada en la fundición de vitrificado: en este proceso, la masa fundida de vidrio se solidifica en agua fría.

Source: © KALDEWEI/Evelyn Dragan  |  5_2_Kaldewei_Melting_Furnace.jpg

< DIN A4
5 MB

La frita de vitrificado, un granulado de vidrio, se procesa a continuación para obtener un barro fino pulverizable.

Source: © KALDEWEI/Evelyn Dragan  |  5_3_Kaldewei_Enamel_Frit.jpg

< DIN A4
6 MB

Las bañeras Kaldewei se someten a conformación con una presión de hasta 1200 toneladas a partir de una única pletina de acero.

Source: © KALDEWEI/Evelyn Dragan  |  5_4_Kaldewei_Bathtub_Press.jpg

> DIN A4
6 MB

Robots de pulverización se encargan de aplicar el barro fino sobre las bañeras.

Source: © KALDEWEI/Evelyn Dragan  |  5_5_Kaldewei_Enamelling.jpg

< DIN A4
2 MB

En los hornos continuos de Kaldewei se produce la integración del vitrificado a 850°.

Source: © KALDEWEI  |  5_6_Kaldewei_Enamel_Furnace.jpg

< DIN A4
4 MB

Cada bañera, plato de ducha o lavabo, sin excepción, se somete individualmente a un control de calidad minucioso. Solo si lo supera con éxito se pone a la venta.

Source: © KALDEWEI/Evelyn Dragan  |  5_7_Kaldewei_Quality_Promise.jpg