Kaldewei: hitos en la historia de la empresa

Desde la pequeña industria hasta el socio universal para soluciones de baño de alta calidad: la historia de la marca Kaldewei es una sucesión de éxitos. Experiencia acumulada a lo largo de los años, innovaciones en el baño que abren nuevos horizontes, inversiones atrevidas, así como calidad sin concesiones, están unidas de modo indisoluble al nombre Kaldewei. El fabricante de primer nivel de platos de ducha, bañeras y lavabos vitrificados produce exclusivamente en su sede de Alemania, y dispone de las plantas de fabricación más modernas de todo el mundo. El acero vitrificado Kaldewei, único en su género, no solo representa el núcleo de la marca, sino también la fórmula del éxito de todos sus productos a lo largo de décadas.

Desde 1918: los años de fundación

La pequeña empresa fundada por Franz Kaldewei en octubre de 1918 en Ahlen se ha desarrollado a lo largo de sus casi 100 años de historia hasta convertirse en uno de los principales fabricantes de soluciones de acero vitrificado para el baño. Todo empezó con la fabricación de productos brutos, entre ellos tinas de lavabo, sartenes y recipientes metálicos, con los que el maestro fontanero Franz Kaldewei se labró un nombre y de esta forma sentó las bases del ascenso de la empresa. La clave del éxito duradero de la empresa es su voluntad férrea, trabajo infatigable y una visión privilegiada para identificar aquellas lagunas del mercado que prometen éxito. Al cabo de tres años ya había aumentado la superficie de producción de los 962 metros cuadrados iniciales a 6500.

Desde 1928: en crecimiento

Con Heinrich Kaldewei, que se hace cargo de la empresa en 1928 en segunda generación, continúa el crecimiento irrefrenable. El requisito indispensable para ello es una ampliación consecuente de la profundidad de fabricación. A partir de 1932 se consigue vitrificar el producto bruto de acero y solo tres años después entra en servicio la fundición de vitrificado propia. Nace entonces el núcleo de la marca, el “acero vitrificado Kaldewei”, con éxito hasta hoy.

Kaldewei marca un hito en el año 1934 con la producción de la primera bañera independiente de acero fabricada de varias piezas soldadas. En esa época, 50 operarios lograban producir alrededor de 60 bañeras al día. Resulta muy rentable la inversión en una prensa de cuatro columnas que, con un rendimiento de compresión de 500 toneladas, fabrica bañeras a partir de una única plancha de chapa, con lo que se reduce a dos el número de cordones de soldadura: al cabo de dos años se producen ya diariamente alrededor de 250 bañeras con la ayuda de 25 empleados.

Gracias a estas inversiones, toda la cadena de valor añadido, desde la conformación del acero hasta el ennoblecimiento con acero vitrificado Kaldewei, procede de un mismo proveedor. Con conocimientos técnicos, el dominio del material y la pasión por fabricar productos vitrificados, Kaldewei consolida su negocio fundamental, y en el transcurso de los años siguientes optimiza continuamente los procesos de fabricación, así como la calidad material de sus bañeras.

Desde 1950: pionero de la cultura del baño

En los años 50, Heinrich Kaldewei pasa a ser socio único de la empresa. Gracias a su amplitud de miras y a su capacidad para la innovación, empieza para la empresa familiar la irrupción en una nueva era. Una era en la que Kaldewei se labra un nombre hasta el día de hoy como pionero en el desarrollo y la fabricación de duchas y bañeras vitrificadas. Así, en el año 1956 se amplía el programa de producción con bañeras vitrificadas. Solo un año después, los ingenieros de Kaldewei vuelven a despertar la admiración general del sector con una obra maestra de la técnica de fabricación: por primera vez se logra fabricar una bañera sin marcas de unión con una sola pieza de acero. De este modo se dispara el pistoletazo de salida para poner en servicio la primera cadena de prensado de bañeras del mundo, constituida por dos prensas de embutido hidráulicas que dan forma a las bañeras aplicando a cada una 1000 toneladas de presión. La calidad excepcional de las bañeras Kaldewei y los asombrosos 3,5 mm de grosor del material se convierten rápidamente en sinónimo de calidad y durabilidad máximas y establecen un nuevo referente en el sector de los sanitarios. En el transcurso de una década, Kaldewei desplaza casi por completo del mercado alemán las bañeras de fundición predominantes hasta entonces. Al mismo tiempo empieza la apertura de nuevos mercados en Europa, con los que Kaldewei se desarrolla en poco tiempo para convertirse en uno de los mayores fabricantes de duchas y bañeras vitrificadas.

Kaldewei demuestra reiteradamente un espíritu pionero también en la técnica del vitrificado: en los años 70, la empresa familiar de Ahlen es la primera industria de Alemania que utiliza robots mecánicos para la fabricación en serie. De este modo se consigue un vitrificado uniforme de las duchas y las bañeras, y se garantiza el alto estándar de calidad de todos los productos Kaldewei.

Desde 1973: la marca Kaldewei

Franz-Dieter Kaldewei, que asume la dirección de la empresa en el año 1973, consolida la posición de liderazgo en el mercado y, con innovaciones constantes, apuesta por los procedimientos de fabricación más modernos. Encarga por primera vez a oficinas de diseño prestigiosas como Sotsass Associati de Milán o Phoenix Design Stuttgart/Tokio el proyecto de duchas y bañeras en formas ergonómicas y colores innovadores. Con gran pasión por el material acero vitrificado Kaldewei y un fino olfato para la búsqueda de la forma perfecta, Kaldewei desarrolla un lenguaje de formas propio, consistente, que tiene en cuenta las grandes exigencias de los clientes. Con una gama de productos ampliada, diseño de alta calidad y gestión de marca pionera, la empresa Kaldewei se convierte en una marca fuerte.

En la actualidad: socio a nivel mundial para soluciones de baño de alta calidad de acero vitrificado
Bajo la dirección de Franz Kaldewei, que gobierna la empresa en cuarta generación desde 2008, Kaldewei se ha labrado un nombre a nivel mundial como fabricante de alta categoría con su gran exigencia de diseño y calidad. Desde Ahlen, Kaldewei exporta sus productos “Made in Germany” a todo el mundo.

Con la introducción del lavabo de acero vitrificado Kaldewei en la primavera de 2015, la empresa presentó el perfeccionamiento consecuente de la gama de productos y dio nuevamente un golpe de efecto rotundo. Gestores de proyectos y promotores privados aprecian las ventajas numerosas del material acero vitrificado Kaldewei, único en su género, que se emplea en numerosos hoteles de primera categoría. Los baños pueden equiparse actualmente desde el plato de ducha, pasando por la bañera, hasta el lavabo, con material unitario Kaldewei, lenguaje de diseño armonioso y coloración adecuada.

Como uno de los fabricantes internacionales destacados de platos de ducha, bañeras y lavabos de alta calidad de acero vitrificado Kaldewei, la empresa está hoy presente en más de 80 países, con doce filiales en Austria, China, EE. UU., España, Francia, Inglaterra, Italia, Polonia, República Checa, Rusia, Suiza y el Sureste Asiático. El desarrollo constante de sucursales internacionales es un componente fijo de la orientación estratégica para aprovechar los potenciales de crecimiento internacionales.

Diversidad de formas y competencia en diseño

Con más de 600 variantes de modelos, Kaldewei cuenta en la actualidad con un surtido amplio de soluciones para el baño que destaca claramente de sus competidores gracias a la gran diversidad de formas, la competencia en diseño y la funcionalidad. Tanto si se trata de un plato de ducha vitrificado a ras de suelo o de una bañera Meisterstück con sistema de sonido para el baño integrado: Kaldewei ofrece diversidad de diseño y de facetas en cuatro sectores; desde el clásico hasta el producto de lujo para individualistas especialmente exigentes. En 2015 se llegó a un punto culminante con la mayor ofensiva de productos de la historia de la empresa, en la que Kaldewei decidió colaborar con dos diseñadores de alta categoría para la configuración de nuevas colecciones de baño. El diseñador de fama internacional Arik Levy amplió para Kaldewei la colección de gama alta Meisterstück y la completó con un lavabo a juego. La diseñadora Anke Salomon, experta en el sector, ha proyectado para Kaldewei tres líneas de productos, que se definen por su lenguaje formal especialmente suave y natural. Más de 120 galardones de diseño nacionales e internacionales certifican rotundamente el diseño magistral y sitúan a Kaldewei entre los fabricantes de baños más premiados del mundo.

Fuente: Franz Kaldewei GmbH & Co. KG. Se ruega envío de ejemplar.

Texto
doc  |  2 MB
Todas las imágenes
zip  |  43 MB
1 – Sede de Kaldewei en Ahlen

72 KB
2 – Franz Kaldewei

79 KB
3 – Producción de bañeras en 1934

82 KB
4 – Cadena de prensado de bañeras

73 KB
5 - Horno continuo
< DIN A4
3 MB
6 - Perfect Match - Centro_Superplan Plus
DIN A4
3 MB
7 - Conoflat
DIN A4
6 MB
8 - Puro S
DIN A4
4 MB
9 - Kaldewei Skin Touch
> DIN A4
3 MB
10 - Meisterstück Emerso/Arik Levy
< DIN A4
2 MB
11 - Miena
DIN A4
4 MB
12 - Kaldewei Scona
DIN A4
2 MB