“Toda junta es excesiva”: los platos de ducha vitrificada reemplazan las zonas húmedas alicatadas del hospital

El grupo Asklepios es actualmente una de las mayores empresas sanitarias de Alemania. El consorcio cuenta en la actualidad con más de 150 centros de salud repartidos en el territorio nacional y en el extranjero, con alrededor de 26 500 camas y más de 45 000 empleados. Este operador de hospitales cumplirá su responsabilidad social no solo en lo que respecta al encargo intrínseco de asistencia sanitaria: con el Green Hospital Program puesto en marcha por Asklepios se formó en 2010 la primera alianza de gran alcance para el medio ambiente, la asistencia médica y la sostenibilidad. Dentro de esta iniciativa de futuro, tanto médicos, como expertos y empresas asociadas, se ocupan de encontrar soluciones para un "hospital verde". Como miembro del programa y dentro del proyecto de investigación “Greening the Patient Room – La habitación de paciente del futuro”, Kaldewei equipa actualmente una habitación de muestra de la clínica de Asklepios St. Wolfgang (Bad Griesbach), con el plato de ducha sin juntas Xetis con desagüe integrado en la pared. Para este proyecto se ha dotado del recubrimiento antideslizante Secure Plus de Kaldewei. El ingeniero diplomado Michael Scherer, Senior Project Manager de la división Arquitectura y construcción del grupo Asklepios, explica las ventajas de los platos de ducha a ras de suelo de acero Kaldewei para la industria hospitalaria.

Sr. Scherer, ¿por qué motivo desempeña un papel tan importante el tema de la sostenibilidad para el grupo Asklepios?

Michael Scherer: La sostenibilidad un tema importante para los hospitales, al igual que para otras industrias. Uno de los motivos es, lógicamente, la responsabilidad social. Debemos preservar los recursos que tenemos a nuestra disposición. Pero, por otra parte, también nos imponemos una exigencia en cuanto a gestión económica: En el hospital se desarrollan diariamente procesos que comportan una contaminación ambiental relativamente elevada. Esta contaminación empieza ya en los procesos de limpieza. La higiene está presente a todos los niveles en el hospital, pero los desinfectantes químicos no son precisamente compatibles con el medio ambiente y, por otra parte, son caros. Además, dañan determinadas superficies, por lo que pueden destruir productos rápidamente. Lo que necesitamos son objetos de equipamiento o superficies que sean higiénicos y resistentes a la limpieza, sin que haya que tratarlos químicamente en exceso.

¿Con qué materiales tiene experiencia hasta ahora?

Michael Scherer: Todavía empleamos principalmente azulejos clásicos en las zonas de ducha de las habitaciones de paciente. Sin embargo, esto representa un inconveniente debido a las numerosas juntas. En la zona húmeda, el problema lo constituyen en un 88 por ciento las juntas: Se vuelven rápidamente antihigiénicas, y, por lo tanto, requieren una limpieza intensiva. Una junta y un especialista en higiene son malos compañeros. Nuestro personal de limpieza ya hace mucho tiempo que nos pide que reduzcamos al mínimo la proporción de juntas en la zona de duchas, porque ocasionan problemas considerables al realizar la limpieza. A ello hay que añadir que las juntas pueden perder estanqueidad y ocasionar daños por la penetración de humedad. Justamente este caso, por ejemplo, se ha dado en uno de nuestros hospitales. Los recubrimientos cerámicos de las zonas de duchas se han estropeado, lo que ha permitido la penetración de humedad en el suelo, y los suelos empapados de humedad han corroído los conductos de la calefacción. Los daños ocasionados han sido inmensos; tanto estructurales como en cuanto a gestión económica. Esto confirma mi teoría: Toda junta es excesiva. Bajo mi responsabilidad ya no existirán nunca más zonas de ducha alicatadas.

¿Qué significa para la industria hospitalaria que se produzca un siniestro de esta magnitud debido a azulejos defectuosos?

Michael Scherer: Las zonas de duchas deterioradas se han de cambiar durante el funcionamiento de la instalación, con todos los inconvenientes que ello representa. Las habitaciones de pacientes afectadas han de estar fuera de servicio durante uno o dos días, y todo ello cuesta, lógicamente, una cierta cantidad de dinero. Por lo general se realizan tareas de saneamiento en el hospital cada 30 años. Esto constituye un problema en las zonas de duchas. Por este motivo, nuestro planteamiento es invertir más bien en una solución de alta calidad y sin juntas que, en definitiva, se mantiene durante mucho más tiempo. La garantía de 30 años que cubre el material acero vitrificado Kaldewei era un punto a favor adicional.

Desde su punto de vista, ¿todo habla a favor los platos de ducha vitrificados?

Michael Scherer: Tratamos de diseñar las zonas de ducha con la menor presencia posible de juntas. Los platos de ducha vitrificados de Kaldewei se ajustan a nuestro propósito: el acero vitrificado es un material resistente a la limpieza, higiénico y estable. Además, los platos de ducha vitrificados de Kaldewei están absolutamente libres de barreras, y están disponibles incluso en grandes dimensiones. Así, por ejemplo, hemos montado en Bad Griesbach el Xetis de Kaldewei con desagüe integrado en la pared, en el formado de 1 x 1 metro. Así se instala un plato de ducha amplio sin juntas, que también es accesible con un andador y que se puede equipar con un taburete. El desagüe en la pared es, en mi opinión, una idea muy innovadora, además de higiénica. En combinación con el material acero vitrificado, que consideramos ventajoso, el producto es único en el mercado.

¿Hasta qué punto le ha convencido el recubrimiento antideslizante Secure Plus de Kaldewei?

Michael Scherer: En la zona enormemente húmeda de la ducha existe, naturalmente, el peligro de que los pacientes resbalen. En un hospital esto se ha de evitar a toda costa. Estoy en este negocio desde hace 13 años, y, por desgracia, ya habíamos tenido aquí y allá caídas con lesiones graves. Una superficie antideslizante que cumple la norma R10B y además es higiénica, aporta sencillamente seguridad. También en este sentido está muy poco cubierto el mercado, y Kaldewei ha aportado el trabajo de desarrollo correspondiente.

¿Qué experiencia tiene con el montaje de los platos de ducha de Kaldewei?

Michael Scherer: Yo ya he instalado por mí mismo platos de ducha de Kaldewei. Hemos cosechado con ello experiencias muy positivas; todo funciona como ha de ser. Un punto a favor lo constituyen los sistemas de montaje de Kaldewei: están ajustados al producto y funcionan. Es importante para nosotros que todo proceda de un mismo proveedor; al fin y al cabo, también tiene que ver con la garantía. Si mezclamos fabricantes, en un caso de emergencia se desata la disputa de quién tiene la culpa. Este peligro no existe en un producto con sistema de montaje adecuado.

¿Cuál es en su opinión la tendencia en el diseño de hospitales?

Michael Scherer: En lo que respecta a la zona de duchas, desde que se produjo el suceso que he descrito ya no soy partidario de las zonas de ducha alicatadas. Un plato de ducha sin juntas, a ras de suelo, con desagüe en la pared, es, en mi opinión, el producto del futuro. Si además está fabricada de un material que tiene todas las propiedades higiénicas necesarias, todo resulta perfecto.

Fuente: Franz Kaldewei GmbH & Co. KG. Se ruega envío de ejemplar.

Kaldewei Interview Asklepios ES
doc  |  1 MB
Interview Asklepios
zip  |  12 MB
< DIN A4
4 MB

El ingeniero diplomado Michael Scherer del grupo Asklepios prueba en el marco del proyecto de investigación “Greening the Patient Room” diversos productos de empresas asociadas del Green Hospital Program en condiciones reales de la vida cotidiana del hospital. Ha tenido experiencias negativas con superficies de ducha alicatadas: “Por este motivo, nuestro planteamiento es invertir más bien en una solución de alta calidad y sin juntas, que en definitiva se mantiene durante mucho más tiempo”, afirma Scherer. Le ha convencido el plato de ducha vitrificado Xetis con recubrimiento antideslizante Secure Plus de Kaldewei.

Source: ©by Petra A, Killick  |  1_Dipl.-Ing.jpg

> DIN A4
4 MB

El sistema constituido por plato de ducha vitrificado Xetis, desagüe integrado en la pared y sistema de montaje permite el diseño innovador de zonas de ducha a ras de suelo. No hay ningún desagüe que perturbe el plato de ducha sin juntas, ya que la técnica desaparece en la pared. La superficie del Xetis, realizada en el resistente acero vitrificado Kaldewei, es higiénica, fácil de cuidar, y protege además contra los daños causados por la humedad, lo cual supone una gran ventaja frente a otros materiales, en especial en zonas de ducha alicatadas.

Source: © Kaldewei  |  2_Emaillierte_Duschfla__che_Xetis_von_Kaldewei.jpg

< DIN A4
2 MB

Secure Plus de Kaldewei es el primer recubrimiento antideslizante que cubre la totalidad de la superficie y resulta prácticamente invisible para platos de ducha vitrificados. El organismo de certificación TÜV Rheinland confirma que el Secure Plus de Kaldewei presenta unas propiedades antideslizantes conforme al grupo de clasificación B correspondiente a zonas húmedas por las que se transita descalzo (DIN 51097), y el grupo de clasificación R10 correspondiente a propiedades antideslizantes en locales de trabajo y zonas de trabajo con alto riesgo de resbalamiento (DIN 51130).

Source: © Kaldewei  |  3_Rutschhemmende_Oberfla__chenvergu__tung_Kaldewei_Secure_Plus.jpg